FIDEL CASTRO – 1987 –

FIDEL CASTRO – 1987 –

Fidel Castro entrevistado por Gianni Miná en 1987

Segmentos de las declaraciones que, un visionario, Fidel Castro le respondiera en una entrevista al periodista italiano Gianni Miná en el año 1987, extraídas de la segunda edición – 1988 – (oficina de publicaciones del Consejo de Estado) Cuba.

Gianni Miná:- Fidel, esta es una pregunta bastante italiana: ¿Por qué usted nunca se ha reunido con el primer Ministro o el presidente de la República Italiana, a pesar de que el gobierno cubano tiene buenas relaciones con la industria y la cultura italianas? ¿Es usted quien no ha querido o más probablemente son los políticos italianos quienes se han negado?

Fidel Castro: – Yo creo que ambas partes, seguramente, tenemos responsabilidad. Hay que tomar en cuenta dónde surge la revolución, al lado de Estados Unidos, la hostilidad de Estados Unidos, el bloqueo de Estados Unidos, que es aliado de Italia y de otros países de Europeos. Hay que decir también que Estados Unidos trató de imponer el bloqueo a sus aliados, pero esos aliados resistieron, ¿comprendes? Resistieron sus aliados, prácticamente, excepto los de América Latina, que eran demasiado débiles para resistir las presiones de Estados Unidos. Pero Europa fue más fuerte, tuvo más sentido de la independencia y resistió.
Hasta Franco resistió, a pesar de que nosotros hacíamos grandes críticas a Franco. Todos los días en nuestra prensa y en nuestros discursos se le criticaba, y hasta en Naciones Unidas yo hice fuertes críticas a Franco. Pero Franco, español, en cierta forma celoso también de su independencia, a pesar de las diferencias ideológicas no quiso aceptar las presiones de Estados Unidos para que rompiera con Cuba, a pesar de nuestra crítica cotidiana al régimen de Franco. Realmente no ayudamos nada, prácticamente nada a mantener esa posición, pero la mantuvo.

Gianni Miná:- Mamá España.

Fidel Castro: – Parece que eran fuertes esos sentimientos de los españoles, pero él influyó en esa actitud. Y los demás países europeos resistieron. También Japón resistió a esas presiones. Es la primera cosa positiva que nosotros tenemos que ver.
Gianni Miná:- Comandante, los europeos y los italianos que no tiene prejuicios sostienen que la Revolución Cubana sobrevive porque, aunque es un país pobre, supo liberarse de la miseria, a diferencia del resto de América Latina. ¿Cómo ha sido posible esto?

Fidel Castro: – …El hecho de crear un poder nuevo, con el apoyo de todo el pueblo, nos permitió hacer leyes revolucionarias. Y era tal como lo habíamos concebido nosotros. Incluso desde antes del golpe de Estado a Batista….ello nos permitió, por ejemplo, recuperar todas la riquezas nacionales en nuestro país: las minas, las mejores tierras, las mejores industrias, los servicios fundamentales como la electricidad, el ferrocarril, medios de comunicación…Habíamos pasado de ser una colonia española a una colonia norteamericana.
Fue necesario dar igualmente un impulso al desarrollo industrial. Fue necesario desde el principio una mejor distribución de la riqueza; llevar a cabo programas de desarrollo de la educación, puesto que teníamos un índice de casi 30% de analfabetismo y pudiéramos decir un 80% de semianalfabetismo, porque había mucha gente que sabía leer un poco, pero que no había pasado de segundo grado, el tercer grado; Fue necesario desarrollar programas de salud; fue necesario desarrollar una serie de programas para la construcción de viviendas, para generar empleos a la población; fue necesario erradicar unos cuantos vicios. El juego estaba muy extendido en el país, porque mucha gente soñaba en la buena fortuna, no en la superación, no en el trabajo sino en el azar, en sacarse un premio en la lotería. Incluso toda la propaganda comercial estaba impregnada del sorteo, del juego, muchas firmas comerciales premiaban con un automóvil o una vivienda a sus clientes con suerte. Todo eso hubo que erradicarlo. Hasta la propaganda comercial fue erradicada, desde luego.
Fue necesario erradicar los barrios de indigentes, las villas miseria, los barrios insalubres, programas para resolver la situación de los mendigos…
La situación actual, que no es la de una gran abundancia ni la de una sociedad de consumo…donde no tenemos hambrientos, no tenemos niños sin escuela, no tenemos familias sin empleo, no existe la discriminación de la mujer, no existe la discriminación racial, y, en fin, hemos creado una sociedad de justicia en grado bastante avanzado.
…sin llegar a la droga todavía. Hay países de América Latina en los que un 70% de la población está desnutrida, hay países en lo que el 80% de los niños están desnutridos.
…La acumulación de esos problemas tiende a crear las crisis de las cuales surgen de una forma o de otra las soluciones de los problemas. Por eso pienso que independientemente de los factores subjetivos, del grado de esperanza que tenga la gente, los mismos factores objetivos terminan propiciando las condiciones subjetivas que hacen necesario e inevitables los cambios.
No es que esté pregonando la violencia. Yo diría que hacen falta cambios sociales profundos. Ha habido algunos intentos de hacerlo por la vía política simplemente, como fue el caso de Chile. No debemos olvidar el caso de Chile. No debemos olvidar el esfuerzo de Salvador Allende por resolver todos estos problemas por la vía política. ¿y cuales fueron los resultados al final de todo esto? El derrocamiento de su gobierno, la desaparición de miles de personas, los asesinatos y las torturas, un régimen de fuerza que se ha impuesto al país y que dura ya alrededor de catorce años, que dio al traste con aquel noble esfuerzo de la izquierda chilena y del presidente Allende de llevar a cabo cambios profundos por los caminos políticos. Pero de una u otra forma, esos cambios profundos son necesarios y son inevitables.

Gianni Miná:- ¿Cuál ha sido el precio que ha tenido que pagar el pueblo cubano para lograr el objetivo de ser pobre, pero no vivir en la miseria?

Fidel Castro: – Bueno es que no somos tan pobres…Por ejemplo, el consumo percápita de calorías está en 3mil diarias. Yo diría que es lo necesario. …y el promedio no es lo importante, sino la distribución. Hay países donde se habla de promedios, pero unos consumen 30 gramos de proteína y otros consumen 150. Aquí más o menos es equilibrado ese consumo.
Los servicios médicos de salud, la atención que recibe un niño en nuestro país se puede comparar con la que reciben los hijos de los ricos en la clínica de los Hermanos Mayo, en Estados Unidos. Tenemos terapia intensiva pediátrica en todos los hospitales que atienden a la población infantil, tenemos cirugía cardiovascular infantil, tenemos servicios de maternidad excelentes y casi el ciento por ciento de las mujeres realiza el parto en los hospitales.
Todos los trabajadores tienen derecho a un mes de vacaciones.
Cualquier hijo de un trabajador puede ir a la universidad; en dependencia de su capacidad, de sus méritos en el estudio, tiene acceso a cualquier especialidad.
Tu preguntas el precio. Esta es una pregunta un poquito más compleja: ¿Cuál es el precio de una revolución?. Y yo te podría preguntar: ¿cuál es el precio a pagar por un equipo de fútbol que participa en un campeonato y obtiene el triunfo? Ha tenido que esforzarse, ha tenido que trabajar, ha tenido que coordinar bien, ha tenido que emplear su inteligencia, su esfuerzo y sus energías; pero si tu le preguntas a un jugador del equipo esos grandes sacrificios, él apenas ha reparado en los sacrificios, porque piensa más bien en la satisfacción del éxito.
Hemos tenido que enfrentarnos al país capitalista e imperialista más poderoso del mundo.
Hemos tenido que sufrir el bloqueo, agresiones, amenazas de agresión.
Hemos hecho un gran esfuerzo. Hemos corrido riesgos, hemos hecho sacrificios. Es decir, que si ha habido esfuerzos por un lado, ha habido muchas satisfacciones espirituales, morales y materiales que compensan ese esfuerzo.

cristinayfidel_22
Gianni Miná:- Comandante, según el Wall Street Journal usted hace un llamado a los políticos y a los hombres de negocio de Occidente para que ayuden a América Latina, afirmando que si no hay una moratoria para las deudas todo el sub-continente latinoamericano deberá enfrentarse con una ola revolucionaria de una amplitud sin precedentes. ¿Usted siente que esta revolución tendría un carácter local en los diversos países, o podría, al contrario, unificarse y triunfar simultáneamente en varios países?¿Tiene razón el Wall Street Journal cuando dice que usted ha hecho este llamado?

Fidel Castro: – Yo he hablado bastante sobre la deuda. Hemos tenido reuniones importantes sobre esto; por ahí están escritos y publicados esos pronunciamientos. En esencia, lo que he sostenido es que los problemas económicos y sociales de América Latina se han multiplicado, se han acumulado hasta llegar a límites insoportables; que si no se resuelve el problema de la deuda por la única vía de la cancelación de la deuda – y no bastaría con eso, sería necesario el nuevo orden económico internacional – la situación de los países de Latinoamérica se va a hacer insostenible; que los procesos democráticos se van a encontrar en un callejón sin salida – todos esos procesos democráticos que han tenido lugar – y que si se empeñaran en cobrar esa deuda, si no hay solución a estos problemas económicos ocurrirán estallidos sociales en diversos países de América Latina. De esto estoy absolutamente convencido.
Hemos estado planteando que un parte de las enormes sumas que se dedican a la carrera armamentista se utilice por los gobiernos de los países capitalistas industrializados en saldar la deuda con sus propios bancos, en hacerse responsables de la deuda de todo el tercer mundo. No estoy planteando nuevos impuestos, no estamos planteando que se arruinen los bancos, sino que se haga un uso racional de esos enormes recursos, con lo cuál habría suficiente para resolver el problema de la deuda, resolver el problema de intercambio desigual y el nuevo orden Económico Internacional.
He planteado que si los países del Tercer Mundo tuvieran, por ejemplo, 300 mil millones de dólares más para comprar cada año, aumentarían los índices de empleo en los países capitalistas, desarrollados, aumentarían el comercio y se beneficiaria considerablemente la situación económica internacional, y podrían salir del círculo vicioso y del estancamiento en que se encuentran.

Fidel Castro: -…Porque ya hoy no se habla realmente de pagar la deuda; ya se habla de los intereses. Yo diría que hoy se habla de la forma en que no se va a pagar la deuda. Porque un gobierno que debe 700 millones – 50 millones más de dinero fresco – y lo que se hace es reconocer formalmente la deuda, pero esta se incrementa. Eso es lo que está pasando. Mas valdría acabar de resolver francamente este problema y liquidar todas las deudas.
Por supuesto que los acreedores no se resignan y pretenden cobrar por cualquier vía la deuda. Para eso están planteando formulas tan peligrosas y dañinas como la llamada capitalización de la deuda, que no es más que convertir la deuda en derechos sobre activos nacionales del país deudor; o sea , entregar al capital extranjero una parte del patrimonio nacional en pago de la deuda. Pero lo que a la larga consigue el país deudor con esto es impulsar un proceso de desnacionalización y de pérdida de capacidad para poder orientar el curso de la economía.
…Pero creo que hoy todo el mundo está convencido de que la deuda es impagable, y que la deuda es incobrable ¿Cómo van a cobrar la deuda: matando gente, desapareciendo gente, asesinando gente?
…pues los precios de los productos que exportan se han desplomado y los mercados donde los venden se han cerrado tras fuertes barreras proteccionistas aplicadas por los mismos que exigen un pago puntual y completo de las obligaciones. Si los países subdesarrollados más deben mientras más pagan, es porque las manipulaciones monetarias de las grandes potencias capitalistas los despojan de sus pocos recursos, porque la banca transnacional le cierra los créditos cuando más falta le hacen.
…adquirir más deuda para pagar la deuda te explica la imposibilidad matemática y económica de poder pagarla.
Pero la deuda es impagable no sólo por razones matemáticas o económicas; es impagable también por razones políticas…La aplicación de las medidas restrictivas del FMI ha provocado en numerosos países, como tú sabes, conflictos económicos y sociales. Ya cada día es más evidente que sólo mediante la represión y la violencia podrá imponerse a los pueblos mayores privaciones y sacrificios. Y este sería un costo político imposible de asumir por los procesos democráticos del tercer mundo. Por eso digo que de no buscarse una solución verdadera y definitiva de la crisis actual de la deuda, podrían ocurrir graves estallidos sociales que conducirán a cambios políticos violentos en muchos países.
Pudiera seguirte abundando en otras razones – morales, jurídicas, históricas – por las que la deuda es impagable. Pero no quiero extenderme mucho en este tema. Sólo me interesa agregar que hemos planteado la necesidad de que se unan todos los países y se apoyen mutuamente en la búsqueda de una solución al problema de la deuda, pero no sólo al problema de la deuda, sino a la crisis económica y al intercambio desigual, al proteccionismo y a la lucha por el Nuevo Orden Económico Internacional.

fidelcastrodiscurso

Leave a Reply

Your email address will not be published.