SARAMAGO: CLASE MEDIA ARGENTINA

SARAMAGO: CLASE MEDIA ARGENTINA

El escritor José Saramago en el año 2002 habla sobre la clase media y la crisis en Argentina. LE MONDE Diplomatique – Conversaciones con Jorge Halperín – Edición cono sur. Fragmentos de esta entrevista donde se abordan temas como:  la Izquierda, la clase media argentina en la crisis del 2001 y sobre su libro «El Evangelio según Jesucristo».

Halperín:- ¿Hay algún país o algún momento de la historia, quizá del siglo XX, o en la actualidad, que usted vislumbre como ideal, o se le parezca?
Saramago:- No. Hace poco tiempo con motivo de un encuentro de la fundación ATTAC, que promueve la imposición de un gravamen a todas las transacciones financieras en el mundo, presente un texto que después fue leído también en el acto de clausura del último Foro de Porto Alegre, en febrero pasado. Señalo en él que todo se discute en este mundo, excepto una cosa: no se discute la democracia. Por que parece que se parte del principio de que la democracia esta ahí, y por lo tanto no vale la pena reflexionar sobre eso. Y yo creo que hoy se esta necesitando un debate mundial sobre la democracia, y quizá si lo hiciéramos nos daríamos cuenta de que esto que estamos viviendo y que llamaríamos democracia no lo es. Es una pura falacia, es una falsedad, nada de lo que esta pasando hoy en el mundo, en los países que se declaran democráticos, tiene que ver con la autentica democracia. Se ha vuelto evidente que el poder real es el poder económico. Tu no eliges a la administración de Coca-Cola o de General Motors. Entonces, si el poder real es ese, todo lo que pasa por debajo es una falacia. Es decir, tu quitas un gobierno y pones otro, pero como Será el gobierno que tu quitaste; en el fondo van a hacer lo mismo. Van a hacer lo que le conviene al poder económico. De tal manera, el cambio que reclamaste queda frustrado. Por eso yo creo que tiene que ser una exigencia ciudadana discutir la democracia.
Halperín:- ¿Entonces la izquierda se tendría que plantear como una urgencia la construcción de un poder cierto no meramente deliberativo, para poder controlar a ese poder que hoy maneja en el mundo? ¿De que otra forma, sino, se podría poner en marcha el programa de la carta de los derechos humanos?
Saramago:- Bueno, precisamente aquí el problema central es que el poder se escapo de las manos de los ciudadanos. No se escapó, se lo quitaron. Lo hicieron al organizar el mundo lo hicieron de forma tal que la economía debilite la capacidad política de los ciudadanos de intervenir en la sociedad que es la suya, de la que ellos son parte. Esa capacidad se ha reducido al mínimo. Me gusta decir que la democracia tiene unos cuantos rituales, una especie de Misa laica: el día equis te llamo para que vayas a cumplir tu deber ciudadano poniendo un voto. Pero, ¿qué significa eso? Porque yo se que en Argentina o en Portugal, o en todo el mundo, no tienen nada mas que esos rituales. Y te digo, no hacemos nada mas que eso, solo podemos hacer eso. ¿La alternativa es la revolución? Bueno, yo no estoy hablando de eso, y además para hacer una revolución hay que tener algunas ideas sobre lo que se quiere hacer en el futuro, y ahora, como ya hemos visto, las ideas no sobran.
Halperín:- ¿Cuba es un caso diferente?
Saramago:- Cuba es un caso distinto. Pero de todos modos Cuba esta en este mundo, y no sabremos nunca que es lo que Cuba podría ser sino estuviera sometida, prácticamente a un bloqueo de todo el mundo. Lo digo porque, si ese bloqueo, lo ha querido Estados Unidos, la bondad de Estados Unidos pasó inmediatamente, con pequeñas excepciones, a otros países, y como se acabaron los bloques, entonces todo se alinea. Por otra parte, yo pienso que la Unión Soviética ha dado en su momento una ayuda enorme a Cuba –porque esta claro que la apoyo muchísimo-, pero al reducir todo a la caña, al monocultivo, crearon una relación ficticia. En el fondo, a la Unión Soviética le interesaba tener allí una base, como se vio con la crisis de los mísiles. Y África ha sido un caso similar en el que enfrentamientos entre países, Angola y Mozambique, por ejemplo, escenificaban la Guerra Fría. Son los espacios de confrontación que los dos bloques de poder, las superpotencias desarrollaron en el mundo. En algunos países esa Guerra Fría se convirtió en Guerra Caliente. Angola, Mozambique y prácticamente toda África, ha sido el campo de batalla donde Estados Unidos y la Unión Soviética hicieron sus beneficios. Hoy, África es un continente en ruinas.
Halperín:- Un típico razonamiento de la izquierda ha sido pensar que el futuro será mejor. ¿Podríamos pensar que uno de los errores de la izquierda fue que, habiéndose preocupado por los más débiles, no ha pensado en que clase del mundo les gustaría vivir a los débiles y a la gente en general? ¿No haberse preguntado si el mundo que la izquierda diseñó para todos es el que la gente realmente quiere?
Saramago:- Cuando yo estaba hablando de la carta de los Derechos Humanos…en el fondo esta ahí todo lo que un ser humano puede diseñar para su vida. El problema es saber quién es el que tiene más condiciones, más capacidad y más rigurosidad, incluso rigurosidad política, para construirlo. ¿Es la derecha o la izquierda? En principio esta clarísimo que no es la derecha. Quizá la izquierda tampoco tenga muy claro como lo puede hacer, pero, por lo menos, eso es lo que me gustaría. Lo que sucede es que si en todo el mundo sólo existiera una clase, la clase media, pues entonces se acabaría la izquierda. Un ejemplo a examinar es Argentina donde, con la crisis la clase media se hundió, y llegaron aquí noticias de que finalmente los argentinos y su clase media terminaron de reconocer que existía la pobreza. ¿Por qué? Porque la misma clase media sintió que sufría la pobreza. Pero yo me permito decir, con mi experiencia de vida, que esa conciencia no durará nada. A partir del momento en que la situación mejore, y en que la clase media vuelva a ser clase media se va a olvidar de los pobres.

saramago_x_berti

Dibujo de Saramago por Dante Bertini

Halperín:- en el caso de El Evangelio según Jesucristo, si usted es ateo, ¿por qué le interesó el tema de Cristo y de Dios y ese diálogo de Cristo con Dios que es su libro?
Saramago:- cuando uno declara, y cuando lo hace desde una posición muy seria, que es ateo, la verdad que uno no sabe muy bien lo que sería un ateo, porque un ateo sería alguien que debía nacer y vivir en una sociedad en donde no existiera la palabra ateo. Una sociedad donde desde siempre la idea de una trascendencia no existiera. Entonces, si no hubiera existido jamás una idea de trascendencia, de Dios, ni siquiera la palabra ateo o ateísmo podría existir, porque ateo o ateísmo existe en relación a Dios. Nadie podría decir “yo soy un ateo”. Sin embargo, la mentalidad que uno tiene, mi mentalidad, es una mentalidad cristiana, y yo no puedo tener otra, aunque yo no haya sido nunca practicante. No tengo más sacramento que el bautismo, porque ahí me lo hicieron por mis padres, y después nada, no tuve educación religiosa, ni tuve crisis religiosas, como a veces ocurre. No obstante, siempre me ha interesado mucho esto. El ser humano parece que necesita creer en algo que está por encima, que es el padre, que es el juez, que es el que la dará el premio si uno se lo merece. Como el hombre es infeliz y desgraciado en la Tierra, ya demás como tiene la carga de que inevitablemente tendrá que morir, entonces esa idea de pasar a otro nivel, otro mundo superior a lo que uno no ha encontrado aquí – la felicidad y todo eso -, bueno, parece que el hombre no puede escapar de la idea. Tiene que inventar algo que está por encima o que está afuera. Y, entonces, en esa invención se crearon las religiones. La nuestra, es decir, la que domina en esta parte del mundo, es el cristianismo. Por lo tanto incluso personas como yo, que no tienen ninguna relación practica, funcional con la iglesia, la mentalidad que tienen es una mentalidad cristiana. Y eso es lo que le lleva a contestar, cuando a veces en un debate me dicen “pero usted no tiene derecho de escribir sobre algo que usted no cree” yo contesto “tengo todo el derecho del mundo” en primer lugar, tengo derecho a escribir sobre lo que yo quiera, y en segundo lugar yo estoy escribiendo sobre algo que ha hecho de mí la persona que soy. Entonces, no hay ninguna contradicción entre uno que es un ateo, con estos condicionamientos y todo lo que expuse antes, y el hecho de escribir sobre la religión. Porque, insisto, lo que me sorprende – es decir, no me sorprende porque es algo que está ahí – es que no se puede vivir, o que la mayor parte de la gente no puede vivir sin esa idea de que un día será agraciado con todas las cosas buenas que Dios tiene guardadas en el paraíso, o eso que se dice será la suprema gloria y que es la contemplación del rostro de Dios por toda la eternidad (lo que a mí me parece un poquito aburrido: ¡Toda la eternidad contemplando la cara de Dios!…)

Telam 20/12/04: LEVANTAMIENTO POPULAR DEL 19 Y 20 DE DICIEMBRE DE 2001, que derivó en la caída del gobierno de Fernando de la Rúa. Foto: Enrique Garcia Medina

Telam diciembre 2001 Foto: Enrique Garcia Medina

 

  1. Nota a Saramago

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.