DE ESO NO SE HABLA

DE ESO NO SE HABLA

¿Tema tabú en el cine? Niños portando armas. Tiroteos con armas de fuego en escuelas, salas de cines, espacios públicos. Noticias reiteradas en Estados Unidos, inclusive más frecuentes que las crónicas sobre actos de racismo. Sin embargo, éste es un tema casi inadvertido por la vasta producción de cine norteamericano.
Voy a citar un ejemplo de un tema urticante que viene de hace años y, que hasta ahora, era inexistente en Hollywood (al menos como eje). A fines de enero del 2014 el presidente Barack Obama, tras renovadas denuncias y algunos ecos en la prensa, debió admitir públicamente sobre los casos de violaciones sexuales, no en barrios humildes o zonas periféricas, sino en las universidades de Estados Unidos. Se trata de innumerables denuncias que no fueron debidamente investigadas. Mujeres que confesaron ser violadas en los edificios donde se educan los profesionales norteamericanos. En algunos casos denunciaron el uso de drogas con las que fueron adormecidas para luego ser violadas en “ritos” de iniciación. Una especie de “derecho de piso” que hace a casi todos cómplices, por ser partícipes, testigos, o por el simple hecho de “mirar para otro lado” mientras no le toque.
Según los medios de prensa los números son escalofriantes: una de cada cinco mujeres admite haber sufrido abusos en las Universidades del país del Norte. La mayoría no llega a la justicia por que esto la obligaría a describir la humillación ante un jurado. Cabe mencionar que no faltan denuncias de hombres que también han sido violentados sexualmente. No son pocos los estudiantes egresados, acusados o sospechados de participar de violaciones colectivas, que consiguieron sus nombramientos sin ningún inconveniente. Por primera vez una película tendrá como eje argumental este tema en “The Hunting Ground” documental que todavía no llegó a la Argentina, ya que recientemente fue presentada en el Festival Sundance 2015.

En Busca del destino

https://www.youtube.com/watch?v=GBNHGi36nlM

Son habituales los tiroteos que año a año parecen aumentar, sin que la sociedad mejore en este aspecto, ni puedan prevenirlos,y  sin embargo, Hollywood no los tiene en su agenda. Solo hemos encontrado dos producciones fílmicas que exponen un mal que acarrea ya miles de muertos y heridos. Son películas qué fueron reconocidas en Cannes-: un documental de Michael Moore: “Bowling for Columbine” 2002, también premiada con un Oscar y una producción del año 2003, muy poco difundida, de Gus van Sant de nombre “Elephant” (Gus Van Sant es el director de una película, para mi, excelente: “Good Will Hunting” – En Busca del Destino o El indomable Will Hunting – 1997 – con Robin Williams y Matt Damon. La escena y parlamento de Will (M. Damon) en su entrevista laboral con la NSA es una perla sorprendente dentro del cine norteamericano. “Elephant” expone con una visual poética y parsimoniosa la rutina de una escuela, hasta la llegada del horror. Con dos escenas simbólicas, el adolescente que no es escuchado anunciando lo que va a pasar y otro adolescente, cargando un arma de gran potencia, recorriendo los pasillos, asesinando, con la misma alegría que produce a tantos otros, cuando lo hacen virtualmente en un videojuego. Algo natural en Estados Unidos es el consentimiento de crímenes en este tipo de juegos, comercializados masivamente. Inclusive, hubo dos videojuegos sobre matanzas escolares: “Super Columbine Massacre RPG” creado en Game Maker y lanzado durante 2005. (Algo que no debería sorprender si estamos al corriente que en Estados Unidos llegaron a crear y comercializar desde el recordado juego “Mortal Kombat” hasta un video juego que recrea el asesinato al presidente J.F. Kennedy…

¿Estos juegos sirven para alentar este tipo de violencia o solo son un reflejo de estos chicos asesinados, chicos asesinos y, también, mayores que disparan a mansalva, desde algún rascacielos o dentro de una oficina y luego se suicidan? En el 2014 se estrenó “American sniper” del director Clint Eastwood. Una película sobre un francotirador. Un francotirador que estaba “legitimado” porque se trataba de una guerra, una guerra que sucedía lejos de Estados Unidos, claro, y donde el personaje dispara camuflado, desde lo alto, a mucha distancia, asesinando por la espalda o como sea, a más de 150 seres humanos fuera de su patria, más precisamente en Irak. (Ustedes quizás recuerden que en la película “Inglourious Basterds” – Malditos Bastardos – 2009 – Dirigida por Tarantino – el personaje del joven ególatra y malvado nazi…era, justamente, un francotirador) En el caso de la película de Eastwood, el francotirador real, esto no sale en en el film obviamente, publicó en su libro autobiográfico: “La gente me pregunta todo el tiempo: ¿A cuántas personas has matado? Mi respuesta estándar es: ¿La respuesta me hace menos o más hombre? El número no es importante para mí. Ojala hubiera matado muchos más. No para exigir derechos, sino porque creo que el mundo es un lugar mejor sin salvajes sueltos que maten a estadounidenses…”. La película sobre el francotirador patriota que estuvo en Irak, se estrenó en la navidad de 2014.
Según datos oficiales de la Web de Estados Unidos Shootingtracker.com, solo contando el año 2015 se computaron 355 episodios de tiroteos en Estados Unidos y esto si se contabiliza, únicamente, los que dejaron como resultado, por lo menos, cuatro muertos. barbie_and_soldadog-2
Cada sociedad, sin excepción, tiene su lado violento, quizás algunas procuran constituirse como modelos a seguir y entonces tapan sus perversiones o comportamientos sociales enfermizos. Esto seguramente nos llevaría a otros análisis más profundos. La profesora de Sociología de la Columbia University of New York: Sharon Zukin, expresó: “Los votantes y las elites – en términos amplios, lo que se concibe como clase media en los Estados Unidos – podrían haber elegido aprobar las políticas del gobierno destinadas a eliminar pobreza, controlar la competencia étnica e integrar a todo el mundo a través de instituciones públicas comunes que auxilien a las personas más vulnerables. En cambio eligieron comprar protección, contribuyendo así el crecimiento de la industria de la seguridad privada.”…“Ser duros” contra el crimen construyendo más cárceles e imponiendo la pena de muerte es la respuesta habitual a la política del miedo. Los resultados no parecen ser favorables.”

 https://www.youtube.com/watch?v=6vdsuO7Gpmg

¿Será éste un tema difícil de abordar para el cine? Estados Unidos tiene 40 millones de ciudadanos por debajo de la línea de la pobreza, sin embargo, son muy escasas las películas que muestran algo de esto, salvo, como ya se sabe, donde se repita el argumento de la superación individual, es decir: un héroe que con todo en contra, sale adelante, triunfa o en el menor de los casos, sobrevive, para establecer con este discurso que en realidad, no existen pobres, ni desvalidos, ni es necesario ayudar a los que menos tienen, ni te condiciona que nazcas, por ejemplo, sobre sucios papeles de diarios en un callejón, porque estas serían, simplemente, personas que tienen la oportunidad de abrirse camino. Porsupuesto el marco es un sistema que siempre se muestra eficaz y permite finales felices.
Más allá del cine, creo que es válido detenerse a pensar esto: Abraham Lincoln, Wiliam McKinley, J. F. Kennedy, Martín Luther King, Robert Kennedy: presidentes  y políticos norteamericanos, todos fueron asesinados. ¿Casualidad o aristas de una sociedad violenta y armada? Mientras Estados Unidos envía marines al exterior,en sus propias entrañas, sin distinción de clases sociales, sin que puedan prevenirlo, sin que puedan hacer algo para bajar la cantidad de asesinatos, hay un nuevo tiroteo.      – Rafael Ton
PD: El diario “El País” público un informe de la periodista Cristina Pereda donde indica que en Estados Unidos mueren una media de 92 personas al día por arma de fuego. Son 1,45 millones de muertes —por asesinato, suicidio o accidente— desde 1970, una persona cada 16 minutos. El columnista de The New York Times Nicholas Kristof llamó la atención sobre esta cifra asegurando que son más fallecidos que en todas las guerras en las que ha estado implicado el país en toda su historia. Y según la campaña Brady contra la Violencia por Armas de fuego, otras 297 personas resultan heridas al día por disparos. Mueren más niños menores de 6 años por arma de fuego que policías en activo, según los datos del Centro de Control de Enfermedades estadounidense, en 2013 perdieron la vida 82 niños por un disparo, contra 27 agentes.

2015. REUTERS/Jason Miczek

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.