LA RUTA DEL DINERO K, LOS CHORROS K

LA RUTA DEL DINERO K, LOS CHORROS K

El problema no está en los razonamientos rudimentarios de los fanatizados que usan la letra “K” sino en sus fuentes.

Ellos toman datos falsos sobre los cuales no tienen ni mínima constancia y a partir de ellos construyen una lógica agresiva basada en su necesidad de liberar frustraciones al tiempo que justificar renuncios morales.
Y los datos falsos se los da Clarín y el resto de medios de inteligencia de nuestros patrones dominantes.
El “son todos chorros” es una válvula ideal por la cual canalizar las propias presiones morales y autorizarse a ser chorros también.8n muerte a los k
Y sí, hay muchos chorros. Porque eso es lo que somos los argentinos en nuestra cultura.
Cultura de chorros, ventajeros, cancheros, individualistas.
Las masas se indignan de eso para la cámara, mas luego van y lo hacen.
Se ríen de eso, admiran a quienes triunfan así.
Y canalizan luego con “los K se robaron todo”, sin saber nada. Porque no saben nada de nada y basta una simple pregunta sobre las zonceras que afirman para hacerlos tambalear como George Foreman en Zaire.

No sólo con “los K”.
Lo mismo dijeron del gobierno de Alfonsín cuando denigraron y defenestraron de por vida a Ricardo Mazzorín con la fábula de los “pollos podridos”.
Nunca hubo pollos podridos, Mazzorín no ganó un mango y sólo fué un funcionario leal que se opuso al lobby abusivo de Cargill.
Y Cargill junto a sus socios puso plata para que Clarín y el resto de mercenarios inventaran una historia que todos estos giles irreflexivos y cancheros compraron.
Exactamente lo mismo.

¿Resultado?
Votaron a un gobierno pro mercado, entreguista extremo a los intereses de las corporaciones norteamericanas y el negocio financiero, que luego de doce años de indisciplina nacionalista puso las cosas en orden para lo que aquellos desean en su dominio mundial.

Y están felices aún sin comprender sus propias burradas.

Martin Alcalá

CLARINETEMAZZORIN

Leave a Reply

Your email address will not be published.