ECONOMÍA DEL ENGAÑO ZYGMUNT BAUMAN

ECONOMÍA DEL ENGAÑO ZYGMUNT BAUMAN

El origen de todos estos problemas que estamos atravesando, es la liquidez de los cimientos de esta situación: el divorcio entre poder y política. Mientras el poder del mercado usa los comunicadores como bienes propios dedicados a desnaturalizar hechos y medidas y lograr ensanchar la diferencia entre ricos y pobres en beneficio del sector más opulento, del otro lado el poder político, mucho más vulnerable, maniobra en función de los bancos y corporaciones o se somete a la artillería mediática y los manejos bancarios. El poder político posiblemente será acusado de populista por los propietarios del capital, los dueños de las empresas y tendrá que lidiar con los problemas propios de una gestión que no le reste votos. La globalización permite que el Estado sea conceptualizado entonces como un ente que solo sirve en cuanto a lo económico y embestirá contra el Estado que intente auxiliar a sectores carenciados con sumas demasiado significativas y no utilice ese dinero en trueques que le indican los grupos multinacionales.

Zygmunt.BSi un Estado elije promover el arte no como un negocio que debe ser redituable, si busca originar derechos igualitarios, nuevas formas de promover salud o educación sin necesidad de aranceles altos, apoyar revisionismos históricos y motivar la concepción del plural heterogéneo en lugar del egoísmo individualista, tendrá una oposición titánica.

Nos hallamos en una situación en la que, de modo constante, se nos incentiva y predispone a actuar de manera egocéntrica y materialista. Habrá economistas, medios televisivos y muchos espacios en Internet buscando que el individuo se piense a sí mismo como un simple consumista y se mueva como tal a la hora de comprar un producto, buscar donde vivir o elegir un presidente.

bauman_ZEsto tiene consecuencias en el modo en que nos relacionamos con el conocimiento, con el trabajo y con el estilo de vida. Se trata que nos olvidemos que lo individual siempre afecta lo colectivo. El consumismo es también, y justamente por esa razón, una economía del engaño. Apuesta a la irracionalidad de los consumidores, y no a sus decisiones bien informadas tomadas en frío; apuesta a despertar la emoción consumista, y no a cultivar la razón. Por esto mismo es que muchos son los que apoyan, hasta vehementemente, las medidas del mercado como amo de nuestro planeta. Sin llegar a replantearse o reflexionar que todas las medidas emprendidas en nombre del «rescate de la economía de un determinado país» se convierten, como tocadas por una varita mágica, en medidas que sirven para enriquecer a los ricos y empobrecer a los pobres.”

                                                                      Zygmunt Bauman

ModernidadLiquida“Es el mundo del desempleo estructural, donde nadie puede sentirse ni seguro ni a salvo. “No existen habilidades ni experiencias que, una vez adquiridas, garanticen la obtención de un empleo y, en el caso de obtenerlo, éste no resulta duradero.” Esta política de precarización -del trabajo y de la vida- es deliberada porque producen como resultado “la descomposición y el languidecimiento de los vínculos humanos, de las comunidades y de las relaciones”

Hay líquidos que en pulgadas cúbicas son más pesados que muchos sólidos, pero de todos modos tendemos a visualizarlos como más livianos. Asociamos levedad o liviandad con movilidad e inconstancia: la práctica nos muestra que cuando menos cargados nos desplacemos, tanto más rápido será nuestro avance.”

 

Tenemos todos los instrumentos para la tele-visión, pero apenas ninguno para la tele-acción: vemos más allá de lo que nuestras manos pueden alcanzar. Diariamente, contemplamos cómo se hace el mal, cómo se sufre el dolor, pero el desafío que ello representa para nuestros sentimientos morales queda en gran medida sin respuesta. No hay duda de que algunas de nuestras acciones y reacciones están inspiradas moralmente, pero sus efectos no llegan a compensar a la enormidad de cuestiones que los inspiraron. Somos demasiados conscientes de ello, pero no sabemos cómo superarnos.  Z. Bauman

neoliberalism

Zygmunt Bauman Poznán, Polonia. 1925. Sociólogo, Filósofo y Ensayista. Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2010.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.