EL FRÍO NO ELIGE, SEGREGA.

EL FRÍO NO ELIGE, SEGREGA.

“En gustos no hay nada escrito”, dice la leyenda popular. Y es cierto: hay gente a la que le gusta el calor y otra el frío.

Hace un “tornillo” bárbaro es un modo de decir antiguo y tanguero. Significa que por culpa del frío el tipo se abraza a si mismo con los brazos y encoge su cuerpo y cruza sus piernas representándose atornillado, como un tornillo.

Me quedó un aforismo o axioma de la infancia que dice: “Cada cual tiene frío según el poncho con que se abriga”. Me obliga a tener pudor cuando abrigado y con calefacción me quejo del frío.

A homeless man begs for donations outside a subway station in New York on February 4, 2015. New York may be famous abroad for glitz, glamor and Park Avenue billionaires but America's biggest city has passed a grim milestone -- a record 60,000 people are homeless. In November, there were 60,352 homeless people in the city, including 25,000 children, up more than 10 percent on the 53,615 who were homeless in January 2014, according to the website for charity Coalition for the Homeless. AFP PHOTO/JEWEL SAMAD (Photo credit should read JEWEL SAMAD/AFP/Getty Images)

Sin pensar que por comparación, debe de haber otro que sin abrigo y a la intemperie a lo mejor se la banca o se resigna. Cada cual tiene frío según el poncho con que se abriga. Si: de acuerdo a sus proteínas o a su ayuno, a su casa o su choza, a su garrafita o a su calefacción central o de losa radiante. Si cae nieve algunos saltan felices y la fotografían con el celular, otros desean estar ya en la pista de esquí, otros asocian el paisaje con aquel que vieron en Paris o en Praga, otros sacan del placard sus mejores pieles y cueros, y otros se preparan para una comida intensa apetitosa. Otros no. El frío los enfría hasta el alma.

su_

Los desnuda en su realidad sin el ropaje básico, imprescindible. Se amontonan en ovillo con el perro. Se ponen diarios viejos entre las ropas. Esperan un colectivo al borde de una ruta al alba o baldean la vereda de un negocio con los pantalones arremangados y salpicados del agua de hielo.

Mañana o pasado, cuando muchos salgan a comprar las verduras más modestas, se encontrarán que las heló la helada y que aumentan de precio. Los que saltaron contentos se equivocaron.

El frío desampara. Resalta la pobreza; vulnera al vulnerable. malvinas-001Destaca el privilegio. El frío segrega más que el calor. El calor calienta. Y el amor lo festeja. El frío enfría los píes y enfría y enfría, a veces hasta lo que ya estaba frío sin frío. Y está el frío del alma, el frío del desamor y el frío del desaliento.

Y el frío banal de los que hablan del frío juguetonamente, desde adentro de un mundo de algodón y de plumas. Y de calorías programadas por la dieta.

No hay nada más frío que el frío.

Orlando Barone. 2009.

elfrio

Leave a Reply

Your email address will not be published.