ENTREVISTADORES O ADULADORES

ENTREVISTADORES O ADULADORES

HAY QUE REPORTEAR, decía el periodista Osvaldo Ardizzone quién describió el Mundial de fútbol de Chile en la revista El Gráfico. Año 1962. Una clase sobre periodismo del maestro Ardizzone.

Bobby Charlton puede ser nota.

El jefe de redacción pide el reportaje exclusivo a Charlton. Las declaraciones del crack inglés pueden interesar. ¡Hay que reportearlo! Aunque esté concentrado en Coya, a 150 Km de Santiago, adonde hay que llegar subiendo y bajando cuestas en dos largas horas de automóvil…

El reportero llena su maletín de viaje con todas las preguntas que ya le formuló a tantos otros jugadores.

¿Qué piensa Charlton de los ingleses? ¿Qué opina del torneo? ¿Qué opina de Chile como país? ¿Qué opina de Chile como equipo de fútbol?

mundialenchileLo de siempre. Las mismas preguntas. Un nuevo reporteado, pero un mismo reportaje.

¿Qué contestará Charlton? Lo previsto. No puede contestar otra cosa. Que este equipo inglés es mejor que el otro equipo inglés. Aquél jugaba peor que éste. Que este equipo chileno, el que se clasificó para los cuartos de final, es un gran equipo. Que posee una de las mejores delanteras del Campeonato. Que podrá ser campeón. Que no piensa lo mismo de Brasil. Que no le parece el mismo equipo que ganó en Suecia.

Pero lo que más ha sorprendido gratamente a Charlton ha sido Chile como país. Justamente porque estaba muy mal informado. Nunca podría haber imaginado Charlton que la vida en Chile guardaba tanta analogía con la de Inglaterra. No sólo estaba asombrado. Estaba entusiasmado.

La nota vuela por los cables. La foto de Charlton ilustra las sensacionales declaraciones del crack. El jefe de redacción, satisfecho. El reportero, también. El reportaje ha sido consumado.

Sólo que Charlton sirvió de partenaire de un reportaje. Sólo que Charlton no ha dicho nada. Porque incluso lo que ha dicho con referencia al fútbol chileno está inventado por Charlton. Porque no vio fútbol chileno, porque está en Coya. Tampoco vio a los brasileños, porque los brasileños juegan en Viña. ¿De dónde saca Charlton que la vida en Chile es semejante a la de Inglaterra? ¿Si no salió de Coya, si siempre residió en la concentración inglesa?

¿Debe permitir el reportero que Charlton invente la fórmula para ser grato a Chile?

el-grafico-2226-Quizá cuando vinimos a Chile llevábamos en nuestra maleta la intención del reportaje. Pero la dejamos en la maleta. Preferimos oír las quejas del jefe de redacción antes que hacernos cómplices de tanta mentira intrépidamente lanzada a la circulación sin ninguna finalidad periodística. De una mentira que sólo merecería ser publicada a condición de que se ajuste a la tarifa de avisos del periódico o de la revista que se hace ingenuamente eco de esa mentira.

Los reporteados deberían pagar a sus reporteros. No es paradoja. En Chile, en este Campeonato Mundial, sería un gran éxito económico facturarles a los Herberger, a los Rappan, a los Lorenzo, o a los Barotti, sus prolíferas declaraciones a tantos pesos el centímetro. Sólo así el periodismo demostraría que no es vehículo inanimado e inocente para digerir y publicar todo el sensacionalismo calculado de este cenáculo de autopublicistas.

Queremos el reportaje franco, el diálogo con el reporteado. Sufrimos viendo al reporteado mofarse de la credulidad general. Por eso no reportearemos.

¡Hay que reportear! Lo aceptamos. Pero no nos prestamos a convertirnos en agentes de publicidad sin retribución.

ardizzonelibro1

 

circofantino

Leave a Reply

Your email address will not be published.