ESTAFA DOS

ESTAFA DOS

Una cuestión de lógica: sea un club, una empresa, un comercio, una ciudad, un país, cuando se deja de robar, todo mejora, no a la inversa. Salvo que estén mintiendo.

Le perdonaron las deudas a los empresarios de compañías electrónicas mientras subían las tarifas a los clientes.

Sacaron el 5% del IVA para los consumidores con débito.

Despidieron periodistas, cerraron programas de televisión y no hay un solo programa crítico en los cinco canales de aire.

Los multimedios ignoraron o censuraron los cacerolazos de protesta contra las medidas del gobierno.

Les bajaron el sueldo a los jubilados, cortándole los aumentos que debían recibir.

Desapareció un submarino con 44 argentinos.

Hay presos políticos.

Buscaron pasar al estado la deuda privada del Correo Argentino y se autoperdonaron el intentar hacerlo.

Compraron los bonos que ellos mismo emitieron.

Bajaron los impuestos para los más ricos.

Eliminaron subsidios para los más pobres.

Favorecieron a los bancos.

Se multiplicaron las denuncias por gatillo fácil.

Hubo un récord de días de licencia, reposo y vacaciones para un presidente que almorzando en televisión, demostró que no está enterado cuanto gana un jubilado.

Las paritarias van por debajo de la inflación.

Intento de 2 x 1 para favorecer genocidas.

Quita de pensiones por discapacidad.

Nombraron un ministro de agroindustria denunciado por: trabajo esclavo, evasión y desvío de dinero.

Pusieron de Ministro de economía a un ex columnista de TN.

Un informe internacional dictaminó que el presidente evadió impuestos a su país llevando millones a cuentas truchas en Panamá.

Recortaron las becas en el CONICET y regalaron los satélites argentinos.

“Apretaron” a gobernadores para que sus diputados voten por el recorte en los aumentos a los jubilados.

Déficit fiscal y cuasifiscal récord.

Déficit comercial récord.

El dólar que iban a estabilizar subió a 19$ y la inflación que era fácil bajar, no bajó.

Nunca llegaron las inversiones prometidas.

En dos años Argentina se transformó en el país del mundo que más deuda externa contrajo. Medios extranjeros muestran a Argentina como el paraiso de la “bicicleta financiera”.

Por favor, pensemos esto: En cualquier lugar del mundo, sea un club, una empresa, un comercio, un país, cuando se deja de robar, se mejora, no a la inversa… Salvo que nos estén mintiendo.

Sí hay millones para empleados con identidad falsa en redes sociales, buscando forma opinión y hay millones para aumentar las pautas publicitarias de Clarín; Si se pueden enviar once toneladas de oro a Inglaterra (oro que estaba en el Banco Central, algo así como la pesada herencia recibida); te dicen “estamos pagando la fiesta” pero Dujovne, el ministro de economía pro, admite ante el comunicador macrista Alejandro Fantino que pudieron pedir créditos y endeudar al país porque Argentina tenía “poca deuda”;  Sí a los dueños de empresas mineras, dueños de campos, empresarios y divas de la televisión se les perdonan impuestos; es para pensar si la crisis económica que dicen realmente existe. Quizás, simplemente, llegaron al poder para tomar medidas que buscan enriquecer a los más poderosos y ajustar a los que menos ganan. Eso de que todos (menos ellos) debemos esforzarnos, vivir cada vez con menos, por el “bien de la economía” remite a lo que decía Raúl Scalabrini Ortiz:  “Estos asuntos de economía y finanzas son simples. Sólo requieren saber sumar y restar. Cuando usted no entiende una cosa, pregunte hasta que la entienda. Si no la entiende, es que están tratando de robarle.’

Cómo le gusta decir a cierto sector de clase media que siempre critica lo propio y endiosa lo exterior: “Cuando estaba Cristina tampoco éramos Disney o Suiza”. Posiblemente. Pero lo que sí ya no hay duda es que, sacando a los más ricos, el resto estábamos mucho mejor cuando los multimedios nos decían que “se robaban todo”. Y  la campaña que utilizó el Pro para llegar al poder, cuando nos aseguraban que no iban a quitar derechos, ni cerrar la televisación del fútbol gratis, que no iban a despedir a nadie, que iban a sacar el impuesto a las ganancias, que iban a cerrar la grieta con paz y amor, que iban a respetar la pluralidad de voces en los medios, que no iba a haber recortes ni devaluación, que iban a dar un millón de créditos para viviendas, que no le iban a recortar remedios a los jubilados, etc, etc, terminó siendo una gran estafa de dos años donde, de base, ya dejaron endeudado a nuestro país de acá a 100 años.

Rafael Ton

noeramosuiza

CALLE13_

zygmunt

                                            ZYGMUNT BAUMAN

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.