LA MENTIRA TIENE PAUTAS GRANDES

LA MENTIRA TIENE PAUTAS GRANDES

La zanahoria te lleva a través de un falso túnel, a un segundo, tercero o quinto semestre donde siempre falta un esfuerzo más, a una próxima lluvia de inversiones que nunca llegará, a aguantar los latigazos, cada vez más dolorosos mientras te dicen que eso te hará fuerte y así un día, quizás, merecerás el derecho de la pobreza cero. Salvo los que pasean sobre la carreta, es decir, el gobierno, los empresarios y terratenientes más ricos, y las empresas de medios con sus canales, radios, portales y diarios (encargados de sostener y darle color a la zanahoria) todo el resto paga cada vez más y, desde arriba, están tratando de que ganen cada vez menos dinero y haya menos cosas gratis, en lo posible nada gratis, los que están arriba de la carreta quieren sumar ganancias de todo.

Si alguna vez estuviste un poco mejor, te dirán que eso era malo, porque si estas mal y caminas por el barro, y lastimado, y no te quejas, un día, será tanta la riqueza que llevarás arrastrando en la carreta que algo te va a tocar, quizás hasta te dejen subir un ratito.

grafico_zanahoriaY la zanahoria, brillante pero vacía como un globo, cuelga de un hilo invisible y se mueve como un péndulo: Si las cuentas en el exterior las tiene un gobierno que baja riquezas de la carreta, te dirán que es escandaloso, que es corrupción, vas a escuchar, todos los días, por todos lados: “se la están robando toda” así quedarás rehén de ese odio que te hace creer que vos solo estas tirando del carro, que los malos son los que están cerca tuyo y odiarás a los que ellos odian. Pero si esas cuentas las tienen integrantes de un gobierno que pega latigazos ya no es corrupción, no es escandaloso, no nos están robando a todos, te dirán que lo importante será no parar e ir tras la zanahoria”. Si pasa algo malo durante un gobierno que intenta impulsar escuelas, hospitales, centros culturales, canales de televisión educativos, planes de viviendas, ayudar a que se pague menos de luz, gas, transporte, entonces, ese gobierno será responsable de todo lo malo que suceda pero si se trata de un gobierno que cuida a los que van bien arriba de la carreta, y los hace dueños del fútbol y de ajustar a los que van abajo, y subir los precios a su antojo, todo lo malo que pase, por más absurdo que suene, será culpa de los gobiernos que intentaron o construyeron: escuelas, hospitales, centros culturales, canales de televisión educativos, planes de viviendas y ayudaron a que se pague menos de luz, gas, transporte.

La función principal de la zanahoria, en ocasiones utilizando circos burdos, en otras aprovechándose de causas justas, en otras con sectores judiciales trabajando para ellos, en otras machacando para que muchos repitan lo que les conviene para mantener poder y privilegios, siempre tiene una prioridad: que los ricos que hoy gobiernan sean los que manejen el contenido de la carreta. No quieren redistribuir nada. Quieren ganar más. No quieren trenes nuevos, ni vacunas, ni que descansen demasiado sus “clientes”.

Para esto, acusarán de “chorros”  y “vagos que no tiran de la carreta” (en la que ellos van paseando y cobrando para su beneficio) a todo político, artista, deportista, a todo grupo de trabajadores que se queje de su bajo salario o sus malas condiciones de trabajo.

Rafael Ton

PD: En Argentina, la zanahoria es lo que van promoviendo Lanata, Majul, Fantino, Radio Mitre, Mariana Fabbiani, Infobae, Pamela David, Intratables, revista Noticias, diario Clarín, TN, TyC Sports, Agencias de noticias, todos los medios del interior, como Los Andes, La voz, etc… a veces disfrazados de “progres”, muy pocas veces criticando algo del gobierno para no quedar tan evidentes pero todos con una misma línea editorial dictada por los mismos jefes, los que manejan los temas según su beneficio, los empresarios millonarios que van sobre la carreta, y nos cobran lo que quieren por la electricidad y hasta por el cable por donde ellos nos mienten. Los que inflan globos de colores para que nos indignemos por el robo pequeño y con el supuesto robo grande y así no vemos los privilegios de las clases dominantes. Los bancos, las corporaciones, los dueños de grandes porciones de tierra, esas pocas familias multimillonarias que efectúan el gigantesco robo diario, real, casi invisible, pero desbastador para el país, que los hace más multimillonarios a unos pocos y más pobres a millones. Apuntalan gobiernos muy preocupados por las propagandas y no por las obras, que endeudan a todo un país con bancos multinacionales, buitres y Fondos Monetarios que, la dibujen como la dibujen, solo propagaron pobreza donde fueron. La zanahoria es la mentira permanente. Fue: “estamos ganando la guerra”. Fue: “Haciéndole caso al FMI nos va a ir mejor”. Fue: “Necesitamos un cambio, vota lo que te decimos nosotros y todo va a mejorar (para ellos)”.

grafico_zanahoria

neoliberalismo

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.