¡NO ESTAMOS DEVALUANDO DANIEL!

¡NO ESTAMOS DEVALUANDO DANIEL!

A la sociedad argentina le mintieron, mucho antes del debate presidencial. Le mintieron cuando le vendieron al empresario exitoso. Macri venía a sacar a los ladrones, malos, soberbios porque los políticos son ladrones y los empresarios son honrados. Macri venía con Vidal con Lilita con Marcos Peña que no son tan políticos y venían a sacar a los malos que hacían todo mal, desde los nombres de los hospitales que construían hasta hacernos pagar poco de luz y gas. Pero sobre el candidato de los medios, quedó pendiente una pregunta que los medios no hicieron: ¿Qué éxito empresarial tuvo Macri? ¿Y si hubieran dicho que no hay una sola empresa que haya fundado Mauricio Macri y que haya salido bien? Las empresas eran del padre, él heredó, se crió en la abundancia. Y sus errores, como en el caso del Correo, intentó que los pagaran el resto de los argentinos. La gran mentira fue venderle a la sociedad una película para niños de Disney: de un lado los villanos, del otro el héroe y su pandilla de amigos. No les fue fácil. Tan así es que la campaña de Macri también se basó en “no van a perder lo que ganaron” ya que más allá de los antiperonistas, muchos se daban cuenta que Argentina no estaba en crisis, los paros eran para pagar menos de impuesto a la ganancias y no por despidos, por recortes presupuestarios o por atraso en los salarios.

larataconmacriHabía problemas – como en todos los países – pero Argentina tenía los sueldos básicos y las pensiones más altas de Sudamérica y era una gestión que se despedía habiendo duplicado el PBI de 300mil millones de dólares – cuando asumió Néstor Kichner – a 609mil millones – que recibió Macri – sin haber pedido un dólar a los bancos extranjeros en una década, dejando millones de reservas en el Banco Central, de los cuales 93 mil millones de dólares los cedió Macri a los Fondos Buitre, sin negociar, ni bien asumió. No había default. Había toneladas de lingotes de oro de reserva. No había sueldos o aguinaldos atrasados en Nación o en Provincia de Buenos Aires, no había deuda interna, por lo tanto cuando nos dicen que estamos pagando una fiesta, o algo así, es mentira, no hay deuda real que pagar. El tema es la gran mentira, los que disfrazaron a un hijo malcriado de gran empresario. Los mismos que ahora le hacen decir a su candidato que la culpa de lo malo es de las tormentas, de la economía de Turquía o de los peronistas.

Esa maquinaria que nos contó, todos los días, las supuestas fechorías de los ladrones que robaban en bolsos y enterraban el dinero (porque robaban para dañar porque no lo usaban) sigue funcionando. Son los mismos que mentían que la guerra estaba ganada y que los préstamos del FMI iban a generar algo bueno para el país. Van a seguir engañando a la gente y logran que un gran porcentaje de personas, distantes de profundizar temas políticos y que basan sus votos en lo que ven, leen y escuchan en los medios, vote por un odio cultivado por medios de comunicación y se termine perjudicando.

La política económica que personifican Macri-Vidal-Peña, etcétera, en 3 años, llevó a un país de 200 años a una deuda de 100, dejando el peso argentino con menos valor que el peso uruguayo por primera vez en la historia. Llegaron de la mano de una maquinaria empresarial de medios que mienten en su propio beneficio y lesiona la vida de los argentinos, incluso de sus clientes, a los que les venden el cable, el codificado para ver partidos, y hasta los candidatos que ellos quieren.  – Rafael Ton –

Piovano Pablo Caba, Buenos aires 28/9/2018 Mauricio Macri momentos antes de la entrevista con Bloomberg news

Foto: Piovano Pablo

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.