HABLANDO DE FERNÁNDEZ

HABLANDO DE FERNÁNDEZ

“Las empresas medianas y las cooperativas resuelven el tema de la burguesía nacional”

Huawei, socialismo, capitalismo, peronismo, en la mira del periodista GABRIEL FERNÁNDEZ, director de La Señal Medios, de Sindical Federal y del Area Periodística de Radio Gráfica. La Comunidad Organizada y las empresas recuperadas. Los volúmenes económicos y las esperanzas sin sentido. El nuevo periodismo y las empresas de medios. Entrevista llevada a cabo por alumnos de Comunicación UBA – Facultad Ciencias Sociales  / Profesorado de Enseñanza Media y Superior en Ciencias de la Comunicación Social.

-En una entrevista reciente dijiste que ya no se puede abordar el tema de la burguesía nacional desde las perspectivas tradicionales.

-Cuando se lleva adelante el debate sobre la burguesía nacional aparecen dos grandes posiciones que aunque tengan razones desconocen elementos centrales del análisis y de ese modo quedan planteos sin sustento que suenan bien pero dejan de lado algo básico. Las dos posiciones son: que tenemos que encontrar sectores de la alta burguesía que reciban grandes beneficios y tengan conciencia nacional en base a su pertenencia al mercado interno, y que tenemos que dejar de lado la esperanza de acordar con el empresariado porque es esencialmente antinacional, hay que promover las empresas del estado y en un camino hacia un socialismo que puede denominarse del siglo XXI. Pero si uno observa claramente los volúmenes económicos de cada sector pero además conoce las experiencias desde adentro, las ha concretado, sabe que esas dos posturas llevan a una encerrona e ignoran los enormes avances del pueblo argentino en los últimos veinte años.

Las empresas medianas argentinas y las cooperativas, muchas de ellas originadas en firmas recuperadas, son grandes en comparación con el conjunto de las empresas de América Latina, sólo superadas por las grandes concentradas a nivel transnacional, pero su imagen pública es débil. En realidad estas empresas generan producción de calidad, mano de obra que en conjunto es vital para el espacio laboral, y recursos que componen una parte importante del PBI. Se adentran en todos los rubros: industrial en general, comunicacional, servicios. Son compañías medianas de propiedad particular y cooperativas de ese tamaño o mayor con razón social compartida por los trabajadores.

-Escribiste “son las mejor administradas del mundo”.

-Te lo firmo. Están mejor administradas que las privadas grandes, siempre necesitadas de subsidios y créditos blandos para afrontar negocios deficitarios. Las pymes y las cooperativas lo único que necesitan en realidad son reglas claras y continuidad de las variables porque son ordenadas. La demostración está en los tres años y medio recientes: sólo recibimos aumentos de tarifas, ni hablar de algún respaldo especial, de subsidios o créditos equivalentes a los que reciben las corporaciones concentradas. Acá se ha subsistido contra aumentos tarifarios del 500 por ciento, contra la inflación, el aumento del dólar y todas las variables negativas para la producción. Imaginate con un gobierno que esté a favor de la industria… con una política económica que facilite la expansión del mercado interno.

-Esto es diferente a los discursos habituales sobre economía.

-En realidad el ahorro y la austeridad de los que hablan todos los  gobiernos liberales y oligárquicos es un delito contra el pueblo y la nación. Se utiliza el sentido común familiar, guardar para tener más adelante, y se lo confunde con la política económica nacional, algo muy distinto. El estado absorbe los impuestos del conjunto de la sociedad, generados por el trabajo cotidiano y muy espe cialmente por el pago del Impuesto al Valor Agregado, es decir obtiene recursos enormes del cuerpo social. Por eso no sólo tiene el derecho ¡tiene la obligación de volcarlo sobre la sociedad para mejorar su economía y su vida en general! Acá se nos dice demagógicamente ¿Saben cuánto cuesta eso o lo otro? (digamos investigación científico técnica, transporte, subsidios, asignaciones, futbol para todos, emprendimientos) entonces el sentido común responde “ehh! que barbaridad, hay que ahorrar” sin pensar que todo eso es mercado interno, circulación de dinero, empleo, que a su vez se traduce en más recursos para el mismo estado. Si no se vuelcan los recursos sobre el mercado interno, es porque se los queda el mismo gobierno, los funcionarios y las empresas amigas de los funcionarios, como sucede en la actualidad. Es el gran saqueo nacional. Por eso el liberalismo se la pasa hablando de las cuentas públicas y cada vez que llega al gobierno origina un déficit fiscal escandaloso.

-¿Cómo se relaciona este planteo con la economía que propone doctrinariamente el peronismo?

-Todo esto ensambla muy bien con La Comunidad Organizada. La construcción de empresas desde zonas sociales medias, medias altas y cooperativas de hecho fortalece el concepto planteado por Juan Domingo Perón, le da aun mayor profundidad. Pero sobre todo prefigura un futuro muy distinto porque los trabajadores involucrados en estas experiencias saben cómo cambian sus cabezas, el hecho de organizar la propia empresa sin cambiar de clase social ni dejar de estar contenido por el sector de origen implica una maduración importantísima. El tema de las recuperadas lo muestra con mucha claridad: la organización del trabajo, las áreas internas de la empresa, horarios y reglamentos, comercialización, publicidad y por supuesto la producción misma, todo queda en manos nuestras y eso te abre un panorama distinto.

En Medios todo esto es arrasador porque hay que agregar un pequeño detalle: el lineamiento editorial. Nosotros fuimos formados para ser contratados por un empresa periodística y escribir según la línea propuesta por ella; este autogobierno en sintonía con las nuevas tecnologías implica una transformación muy potente que además anula la idea de la dirigencia de llegar al control del estado y acordar con un empresario privado tradicional para poder diseñar una acción comunicacional. Yo no descarto nada, se pueden hacer acuerdos parciales con empresas tradicionales, se deben fortalecer las empresas del estado, pero sobre todo se debe tener en cuenta esta nueva franja por su volumen económico real y porque sus realizadores tienen una mentalidad más permeable al desarrollo nacional popular y necesitan como el agua del mercado interno, no lo van a boicotear.

Es una necedad seguir esperando que surja un empresario de AEA o la UIA y acepte los criterios de un ministerio de economía nacional, si rascamos un poco esos empresarios que bienvenidos sean, no representan a sus pares pero tampoco por si solos tienen una dimensión que los haga imprescindibles para orientar la economía.

-¿Qué respondés cuando critican tu posición desde la tradición socialista?

-Está bien porque no soy socialista. No pretendo eliminar la empresa privada sino impulsar las empresas que están dispuestas al crecimiento nacional por convicción pero también por necesidad. Yo creo sinceramente, como lo explico en el Area Internacional de La Señal Medios y en otros medios, que hoy no existe una batalla entre socialismo y capitalismo sino entre la decadente hegemonía del capital rentístico e improductivo y la inversión productiva. Eso lo explica el Papa y se ve claro en el camino que llevan adelante los BRICS, China, Rusia, lo que me apena es que ese camino fue fundado acá, con La Comunidad Organizada, la Tercera Posición y estamos ahogándonos en un sendero ajeno el liberal que nos hunde cada día. Es verdad que el peronismo abrió un ejemplo a nivel internacional y que son muchos los que adecuaron sus rumbos en base a esta experiencia histórica. Algunos los adecuaron partiendo de un liberalismo extremo y otros desde un estatismo cerrado, abrieron la mente política de sus gobiernos al aprovechamiento de todas las fuerzas productivas. Para entenderlo de un trazo: eso es Huawei.

Los argentinos tenemos a mano el material generado por los trabajadores en las dos décadas recientes y no lo estamos aprovechando debidamente. Pero además tenemos el respaldo de una idea que ya tiene más de 70 años de vigencia.

gabrielfernandez

Gabriel remera Putin

Leave a Reply

Your email address will not be published.