VOTAR SIN ODIO

VOTAR SIN ODIO

Qué ganen mucho dinero Dujovne, Macri, Cristina o quien gobierne, no es un problema que afecte al país. No nos cambia nada al resto. Qué el presidente grite desaforadamente, se afeite el bigote en campaña o use el avión presidencial para llevar a la hija a ver a Shakira, muchísimo menos. Aunque parezca una obviedad esta es una aclaración necesaria: no aumentan los precios, ni bajan las enfermedades, ni tendremos más profesionales por estas cosas. Las cuestiones graves que sí afectan a todo un país, es decir a nosotros, son otras: qué los multimillonarios se lleven lo que ganan acá, a cuentas en el exterior. Qué los que más ganan no paguen impuestos acordes mientras el resto paga tarifazos. Qué el modelo económico que se lleva a cabo en Argentina, vaya logrando que los dueños de muchas empresas, los dueños de muchos campos, los dueños de los canales de televisión, diarios, radios, portales informativos de internet y principales comunicadores, tengan todos los beneficios que se nos niegan a nosotros y que ganen miles de millones que no invierten acá, cuando, paralelamente, todo el resto del país se endeuda con el FMI, crecen el desempleo y la pobreza, cierran comercios y fábricas, y la inflación supera los aumentos de los salarios.

Es que cuando mayor es el desempleo, menos exige el que trabaja. Eso es lo que buscan. Esto no es un fracaso económico, es un plan que les está saliendo bien. No se trata de un comerciante rico que tiene mucha plata y varios empleados, del dueño de tres hoteles caros, de alguien que cobra un sueldo de muchos ceros. Se trata de ese círculo de herederos que económicamente están muy por encima de todos los antes mencionados y son los que nos venden autos, nos cobran la luz, nos cobran el cable, nos cobran las noticias que ellos quieren que veamos y las transmisiones de fútbol. Son los que nos venden lo importado y nos cobran lo argentino como si fuera importado; los que nos suben, a su antojo, el precio del azúcar y del peaje.

macri-3-750x450-dHay gobiernos que originaron, por medio de la política, las vacaciones pagas, el aguinaldo, subsidios en el pago de luz, gas y transporte, levantaron hospitales y universidades. Hay otros que hacen pozos, gritando que pronto serán cloacas o inventan que hicieron kilómetros de ruta, porque saben que este tipo de obras son difíciles de comprobar para el hombre común. Uno puede subirse a un tren nuevo o pasar por un barrio nuevo pero miles de kilómetros de ruta ¿cómo hacemos? Para que les creamos hoy, este grupo nos metió en la cabeza, con todos sus medios de comunicación, todos los días, en distintos formatos, que lo que importa de un hospital nuevo es su nombre, que las universidades son un gasto, que todo se tiene que pagar (a ellos, aunque esto no te lo aclaren) que si faltan vasos importados está muy mal pero si faltan vacunas no es tan grave. Qué si eliminan los próceres de los billetes es lindo, y que es positivo, y necesario, endeudar al país (nosotros) con la banca exterior,  pero si pintan la pared del cabildo es algo muy grave, antipatriótico y algo que, ahí sí, pagamos todos… Disfrazan su conveniencia de sentido común. Así como un tema musical se te “pega” por escucharlo dónde vas, pasa lo mismo cuando por todos lados califican a alguien. Aunque sea distinta la vara para medir y si grita uno es furia y si grita otro es euforia. De esta manera nos hacen creer que cuando estábamos mejor, era malo porque se estaban robando todo y cuando se dejó de robar, estamos cada día peor pero será para mejor… Como si Argentina hubiera sido víctima de una insólita clase de robo kafkiano: un robo que no dejo deuda pero lo tenemos que pagar, nosotros, igual.

macrigritando2La inflación, el dólar, la inseguridad, los accidentes, son informados según el gobierno de turno, es decir son “honestos que le salen las cosas mal” cuando el gobierno los favorece a ellos, o “son ladrones corruptos” si el gobierno nos beneficia en algo al resto. Estos medios nos han ido instruyendo para que veamos el candidato, si tiene rulos, si es pelado, si es pobre o si es rico, pero no las leyes que impulsa, los proyectos concretos y principalmente, las políticas que encarna, que son, en definitiva, las que nos mejoran o empeoran la vida. Nos quieren llevar a algo así como elegir un músico si es lindo en lugar de escuchar su música. Pero a pesar de esta cortina, a la larga, se puede ver que no es lo mismo un gobierno que, con errores como todos, busca que los pibes que estudian reciban una netbook, los jubilados tengan acceso a remedios, los bebes tengan vacunas y una cunita, que un gobierno que nos endeuda sin construir, mientras perdona las deudas propias y de los empresarios que más millones ganan, supuestamente para crear un “derrame” que al final de un túnel dará luz a los que menos tienen… La cuestión es votar proyectos e ideas políticas; dejar de lado el odio a personas y personajes, por los que nos dijeron y por lo que sospechaban otros; y no creer lo que nos dicen los que vienen ganando mucho, desde que al resto nos va un poco o mucho peor. – Rafael Ton –

macri-gritando

macrigargamel_Fotor

Leave a Reply

Your email address will not be published.